Archivo para noviembre, 2008

Las Armas de Mr. González

Posted in Después de un Concierto on noviembre 9, 2008 by stanich

6sl6l2idnxnry58zflxv0Era la segunda ocasión que Quique González pisaba tierras vallisoletanas este año, y la expectación se podía respirar en la Sala Mambo tras el memorable precedente en el auditorio de la Feria de Muestras. Estrenaban fin de gira, él y su Aristocracia del Barrio, y “estrenaban” también un set list compuesto a partir de los temas favoritos del público del madrileño, votados a través de su web. En el caso de este jueves, fueron 26 canciones. 26 canciones de “avería y redención”. La “redención” fue de cuenta del público incondicional; la “avería”, cosas de Quique. Me explico.

Quique comenzó frío, aunque como es habitual se fue metiendo poco a poco al público en el bolsillo, gracias a la quinésica que ha ido limando con el paso de los años. Mas las carantoñas y la complicidad con el respetable, en teoría más fácil de generar en las pequeñas salas, no hacían obviar que Quique parecía a punto de lanzar una de sus guitarras al maldito foco deslumbrante que estaba azotando las retinas del cantautor.

A pesar del citado “boicot luminoso”, parecía entonarse. Pero fue eso precisamente lo único que nunca terminó de producirse. Mientras la Aristocracia daba ávida cuenta de su nobleza, valía, y consumación como banmiklrkhir2lmcla3j2y01da (ojo al “Niño” Pedreira a la guitarra, dominio e imaginación) y todo empezaba a sonar “como tiene que sonar”, el bueno de Quique no terminaba de encontrar su voz. Y por más que buscó y rebuscó entre sus registros, no encontró la onda. Supo que esta noche tendría que echar mano especial de tablas y aprovechar que casi todos no teníamos problema en desgañitarnos para corear emblemas como ‘Vidas Cruzadas’ o ‘Cuando Éramos Reyes’. Si a ello sumamos su ya clásico piano tuneado a lo Ford Capri, es evidente que Quique cuenta con las suficientes armas para poder salir airoso de una noche tonta.

Pero la garantía de calidad más fiable, la marca registrada de cualquier actuación de Mr. González son sus canciones, sin dudarlo un segundo. ‘Me Agarraste’ te agarra fuerte aún sin Drexler. Del ‘Rompeolas’ siempre te acabas acordando (de aquella…). Y es imposible no caer en la tentación de un “pequeño rock&roll sudando en el jardín”. Pero ¡¿Què vamos a decir desde aquí del tipo que compuso ‘Dos Tickets’?! Para acabar con más juegos de palabras: pase lo que pase, aunque le mande alguno a recoger con los ‘Backliners’, mientras pueda balbucear con Quique siempre ‘Hay Partida’. La verdad, en el fondo no estuvo tan mal…